En todos los años que llevamos especializándonos en cirugía maxilofacial en Cádiz hemos podido ayudar a nuestros pacientes de la manera más profesional, ofreciéndoles el servicio más completo del sector junto con una atención completa. Es por ello que nos gustaría aprovechar estas siguientes líneas para hablaros un poco en profundidad de la sujeción de los implantes dentales.

Como ya sabrás por anteriores post de nuestro blog, los implantes son unos pequeños aditamentos fabricados a partir de titanio químicamente puro y que se utilizarán como si se trataran de raíces artificiales, de manera que se pueda realizar una sustitución o reemplazo de cualquier pieza dental que se hubiera perdido o se encontrara ausente por cualquier circunstancia.

Gracias a nuestra experiencia en procedimientos de cirugía maxilofacial en Cádiz podemos contarte que la sujeción de estos elementos se realizará a través de un proceso biológico que recibe el nombre de osteointegración y que fue descrito por el profesor Per-Ingvar Branemark en la década de 1950.

Según esta explicación, el organismo de un paciente logra establecer una conexión directa entre el hueso y la superficie del implante. En el momento en que este procedimiento haya terminado, el aditamento estará totalmente preparado para soportar la pertinente prótesis y hacer frente a cualquier requerimiento diario al que sea sometido. En este sentido, no habrá diferencia alguna con el resto de piezas naturales de la boca.

Una de las características fundamentales de la osteointegración es que se trata de un procedimiento realmente estable en el tiempo, de manera que el paciente puede disfrutar de sus grandes resultados durante muchos años.

En Modelo-Maxilofacial te atenderemos de la forma más profesional, brindándote un asesoramiento completo y resolviendo cualquier pequeña duda que pudieras tener.